jueves, julio 19, 2007

¡¡¡¡¡Feliz Cumpleaños Harry!!!!!

Mi querido Harry:
Aunque he olvidado (en otras oportunidades) tú cumpleaños, este año quisiera adelantarme, y felicitarte primero que muchos otros, porque eres un ser especial en mi vida... Aunque te tenga un poco olvidado...En la oportunidad de este nuevo año de vida, quería consultarte tus requerimientos para el regalo de Cumpleaños...
He pensado en algunas cosas que te pudiesen ser muy útiles, entre ellas un Giratiempo, pero sé que ese sería el mejor regalo para mí, porque siempre estoy corriendo entre las clases de Oclumancia y las de Enseñanza de las Artes Oscuras....Una nueva escoba voladora pero tu querida Saeta de Fuego aún está muy nueva... Un paseo por los países nórdicos en alguno de los inventos de los muggles... pero sabes muy bien que he preferido cursar estudios de Encantamientos prácticos para brujas prácticas, en Hogwarts estas vacaciones....
Es por esto, que quisiera regalarte algo que te sea útil en este último año en Hogwarts, o por lo menos que te permita defenderte de Voldemort... Aunque te reitero que siempre me tendrás a tu lado para ayudarte en lo que necesites... Un beso, Harry: ¡¡¡Feliz Cumpleaños!!!
Atentamente, tu amiga:
Hermione Granger
PD: Por favor, envía a Hedwing en el mismo instante que desees pedirme tu regalo, para poder ir a comprarlo... ¡Cuidate Harry!
PD2: Ron dice que también quiere saber ¿qué te gustaría de regalo?... Ya que estará visitando a Billy en Egipto, podrá traerte algo exótico: ¿no quieres un dragón?...

1 comentario:

Fulvio Quintana dijo...

Querida Jacque, que fino tu blog, no sabía que tenías uno, ahora lo visitaré siempre. Lo descubrí por el periódico mural que vi hoy (Jueves19/07/07) en el departamento. Por indicios obvios, me parece que compartimos, junto a muchos, el mismo ferviente fanatismo por Harry y su mundo. Yo también espero ansioso por Deathly Hallows. Pero como mi inglés es muy precario, tendré que esperar hasta que salga en español :-(. Que fina esa carta de Hemione. Bye, cuidate. Nos vemos en el IPC. O, quién sabe, en la sala común...